¿Por qué la iniciativa de una Moneda Socia es ecológica?

La carrera desenfrenada por el crecimiento está llevando al planeta al límite ecológico. Esa ideología del crecimiento (growthism) surge de la utopía moderna del progreso infinito. Pero para que haya crecimiento infinito hace falta energía infinita.

Ahora, las fuentes de energía en la tierra son finitas; por lo tanto, continuar alimentando la bomba del crecimiento sobre la base de un sistema monetario que fuerza el cambio tecnológico por sí mismo, contribuye al caos ambiental.

Por el contrario, una distribución más equitativa del medio de pago será por ende más favorable a la ecología y la economía circular, limitando el cambio tecnológico a las reales necesidades, no por estímulo externo monetario.